IÓN de Eurípides

Grupo Selene en Ión

Reparto

  • IÓN: Oliver Plazas
  • CREUSA: Rebeca Amez
  • JUTO: Francisco Blanca
  • PITIA: Sara Lamparero
  • HERMES: Daniel Ramos
  • ATENEA: Laura López
  • NODRIZA CREUSA: Erika Rayo
  • SIRVIENTA CREUSA :Ariana Rodríguez
  • MENSAJERO: Pilar Aranda
  • PERSONAJES MUDOS: Juan Carlos Martínez, Vanesa Jurado, Gina Patíño y Alba García.

Coro

  • CORIFEO : Virginia Oteros
  • SEMICORO A: Marta Martín, Yolanda Alonso, Vanesa Millán,Nerea Jiménez, María Calvo y María Álvarez.
  • SEMICORO B: Mónica Rubio, Erika Pablos, Raquel de la Varga, Zaira Pablos, Bárbara Molina, Tamar Velasco.

Traducción

  • José Luis Navarro

Iluminación y Sonido

  • Carlos Guitart

Utillería

  • Pablo Valladolid

Escenografía

  • TRAGACANTO

Atrezzo

  • Jesús López Salinero

Fotografía

  • Ángel Martínez

Vestuario

  • Gemma López

Coreografía

  • Gemma López

Dirección

  • José Luis Navarro
  • Gemma López

Resumen de Ión de Eurípides

Apolo se enamoró de Creusa, hija de Erecteo, el legendario rey de Atenas. Como consecuencia ésta dio a luz a un hijo al que abandonó recién nacido en las rocas a la falda de la Acrópolis. Pero el dios Hermes, compadecido del niño, lo tomó en sus brazos y lo llevó cerca de Apolo, al santuario de Delfos. Allí el muchacho será adoptado por la profetisa de Apolo, la Pitia, quien lo criará, lo alimentará y lo educará como si fuera su madre. Ión, que así será llamado después el joven crecerá en Delfos y pasará a ser el administrador del templo de Apolo.
A su vez, Creusa casó con Juto, aliado de los atenienses. El matrimonio no tiene hijos. Deciden pues, acudir a Delfos a consultar el Oráculo de Apolo. Allí sucederán toda una serie de peripecias; Ión y Creusa conocerán sus verdaderas identidades y madre e hijo se fundirán en un abrazo ante un Juto atónito y perplejo al que la diosa Atenea dará una explicación sincera y un mensaje de esperanza que hará extensivo a todos los personajes de esta tragedia.

Bajo su aparente fama de melodrama, Ión encierra una enorme dosis de tensión, de suspense y de intriga. La acción toma giros insospechados, cambia de forma imprevista y llega a sorprender a los propios protagonistas de la acción dramática.
Tragedia menor, sin conflicto importante pero -no lo olvidemos- con una alta y sostenida tensión, es sin embargo una pieza completa; divinidades, sirvientas, jóvenes, mujeres dolientes, mensajeros, personajes exóticos y misteriosos componen un mosaico variado y cohesionado de gran belleza plástica. El coro, formado por mujeres de Atenas, compañeras de Creusa, se implica en la acción y contribuye a realzar todavía más si cabe, la belleza del incomparable marco en el que transcurre la acción: el santuario de Apolo en Delfos.

 

RocketTheme Joomla Templates